9/9/2007 Encuentro

 

*La lista con la información de todas las piezas musicales incluidas en este programa se encuentra al final de este texto.*

_*(The whole Play List is located at the bottom)*_

*Textos incluidos en este programa:*

* Preciosa y el aire (Poema de Federico García Lorca, leído por Nati Mistral)
* Canto negro (Poema de Nicolás Guillén, leído por él mismo)
* Guitarra (Poema de Nicolás Guillén, leído por él mismo)
* Último mensaje del presidente Salvador Allende al pueblo chileno (Radio Magallanes. 11 de septiembre de 1973)

Enseguida se incluyen todos los textos.

*(The translation into English of President Allende's last speech to the Chilean people is included at the bottom)*

*Preciosa y el aire*
_*(De Federico García Lorca)*_

_A Dámaso Alonso_

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene
por un anfibio sendero
de cristales y laureles.
El silencio sin estrellas,
huyendo del sonsonete,
cae donde el mar bate y canta
su noche llena de peces.
En los picos de la sierra
los carabineros duermen
guardando las blancas torres
donde viven los ingleses.
Y los gitanos del agua
levantan por distraerse,
glorietas de caracolas
y ramas de pino verde.

Su luna de pergamino
Preciosa tocando viene.
Al verla se ha levantado
el viento que nunca duerme.
San Cristobalón desnudo,
lleno de lenguas celestes,
mira la niña tocando
una dulce gaita ausente.

Niña, deja que levante
tu vestido para verte.
Abre en mis dedos antiguos
la rosa azul de tu vientre.

Preciosa tira el pandero
y corre sin detenerse.
El viento-hombrón la persigue
con una espada caliente.

Frunce su rumor el mar.
Los olivos palidecen.
Cantan las flautas de umbría
y el liso gong de la nieve.

¡Preciosa, corre, Preciosa,
que te coge el viento verde!
¡Preciosa, corre, Preciosa!
¡Míralo por dónde viene!
Sátiro de estrellas bajas
con sus lenguas relucientes.

Preciosa, llena de miedo,
entra en la casa que tiene,
más arriba de los pinos,
el cónsul de los ingleses.

Asustados por los gritos
tres carabineros vienen,
sus negras capas ceñidas
y los gorros en las sienes.

El inglés da a la gitana
un vaso de tibia leche,
y una copa de ginebra
que Preciosa no se bebe.

Y mientras cuenta, llorando,
su aventura a aquella gente,
en las tejas de pizarra
el viento, furioso, muerde.

*Canto Negro*
_*(De Nicolas Guillén)*_

¡Yambambó, yambambé!
Repica el congo solongo,
repica el negro bien negro;
congo solongo del Songo
baila yambó sobre un pie.

Mamatomba,
serembe cuserembá.

El negro canta y se ajuma,
el negro se ajuma y canta,
el negro canta y se va.
Acuememe serembó,

yambó,
aé.

Tamba, tamba, tamba, tamba,
tamba del negro que tumba;
tumba del negro, caramba,
caramba, que el negro tumba:
¡yamba, yambó, yambambé!

*Guitarra*
_*(De Nicolás Guillén)*_

Tendida en la madrugada,
la firme guitarra espera:
voz de profunda madera
desesperada.

Su clamorosa cintura,
en la que el pueblo suspira,
preñada de son, estira
la carne dura.

Arde la guitarra sola,
mientras la luna se acaba;
arde libre de su esclava
bata de cola.

Dejó al borracho en su coche,
dejó el cabaret sombrío,
donde se muere de frío,
noche tras noche,

y alzó la cabeza fina,
universal y cubana,
sin opio, ni mariguana,
ni cocaína.

¡Venga la guitarra vieja,
nueva otra vez al castigo
con que la espera el amigo,
que no la deja!

Alta siempre, no caída,
traiga su risa y su llanto,
clave las uñas de amianto
sobre la vida.

Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.

El son del querer maduro,
tu son entero;
el del abierto futuro,
tu son entero;
el del pie por sobre el muro,
tu son entero...

Cógela tú, guitarrero,
límpiale de alcol la boca,
y en esa guitarra, toca
tu son entero.

*Último mensaje del presidente Salvador Allende al pueblo chileno*
_*(Radio Magallanes. 11 de septiembre de 1973)*_

Esta es la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación.

Mis palabras no tienen amargura, sino decepción, y serán ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron… soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino que se ha autodesignado, más el señor Mendoza, general rastrero … que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al gobierno, también se ha nominado director general de Carabineros.

Ante estos hechos, sólo me cabe decirle a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente.

Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen… ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.

Trabajadores de mi patria: Quiero agradecerles la lealtad que siempre tuvieron, la confianza que depositaron en un hombre que sólo fue intérprete de grandes anhelos de justicia, que empeñó su palabra en que respetaría la Constitución y la ley y así lo hizo. En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes,. quiero que aprovechen la lección. El capital foráneo, el imperialismo, unido a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición, la que les enseñara Schneider y que reafirmara el comandante Araya, víctimas del mismo sector social que hoy estará en sus casas, esperando con mano ajena reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios.

Me dirijo, sobre todo, a la modesta mujer de nuestra tierra, a la campesina que creyó en nosotros; a la obrera que trabajó más, a la madre que supo de nuestra preocupación por los niños. Me dirijo a los profesionales de la patria, a los profesionales patriotas, a los que hace días estuvieron trabajando contra la sedición auspiciada por los Colegios profesionales, colegios de clase para defender también las ventajas que una sociedad capitalista da a unos pocos. Me dirijo a la juventud, a aquellos que cantaron, entregaron su alegría y su espíritu de lucha. Me dirijo al hombre de Chile, al obrero, al campesino, al intelectual, a aquellos que serán perseguidos… porque en nuestro país el fascismo ya estuvo hace muchas horas presente en los atentados terroristas, volando los puentes, cortando la línea férrea, destruyendo los oleoductos y los gasoductos, frente al silencio de los que tenían la obligación de proceder: estaban comprometidos. La historia los juzgará.

Seguramente Radio Magallanes será acallada y el metal tranquilo de mi voz no llegará a ustedes. No importa, lo seguirán oyendo. Siempre estaré junto a ustedes. Por lo menos, mi recuerdo será el de un hombre digno que fue leal a la lealtad de los trabajadores.

El pueblo debe defenderse, pero no sacrificarse. El pueblo no debe dejarse arrasar ni acribillar, pero tampoco puede humillarse.

Trabajadores de mi patria: tengo fe en Chile y su destino. Superarán otros hombres este momento gris y amargo, donde la traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor.

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano. Tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición

*President Salvador Allende’s Last Speech to the Chilean People*
_*(Radio Magallanes, September 11, 1973)*_

This will be the last opportunity I will have to address you. The Air Force has bombed the towers of _Radio Portales_ and _Radio Corporacion_. My words are not tainted by bitterness, but rather by deception, they will be a moral punishment for those who betrayed the oath they took as soldiers of Chile: … Admiral Merino, who has designated himself, and Mr. Mendoza, the vile general who only yesterday declared his loyalty to the government, has also designated himself director-general of the _Carabineros_ police.

In the face of these facts, the only thing left for me to say to the workers is: I will not resign! Placed in this historical juncture, I will pay with my life the loyalty of the people. I say to you that I am certain that the seed planted in the dignified conscience of thousands and thousands of Chileans cannot be forever blinded.

They have force, they can smash us, but social processes are not detained, not through crimes nor through force. The history is ours and history is made by the people.

Workers of my country: I want to thank you for the loyalty which you have always shown, the trust which you placed in a man who was only the interpreter of enormous desires for justice, who gave his word that he would respect the constitution and the law, and who did just so.

In this defining moment, the last one where I can address you, I want you to learn the lesson: Foreign capital and imperialism together with reactionary elements, created the climate for the Armed Forces to break with their tradition, taught by General Schneider and reaffirmed by Commandant Araya, victims of the same social sector which right now awaits with foreign hands to regain power,… to continue defending their wealth and privileges.

I address above all the modest woman of our country, the peasant woman who believed in us, the working woman who worked more, the mother who knew of our concern for her children. I address the professionals of our homeland, the patriotic professionals, those who were working against the sedition carried out by the professional associations, class ridden associations which defend the advantages which capitalist society gives to only a few.

I address the youth, those who sang and gave their joy and spirit to the struggle. I address the Chilean man: The worker, the peasant, the intellectual, those who will be persecuted because fascism has already been present in our country for many hours: in the terrorists attacks blowing up bridges, cutting off railway lines and destroying oil and gas pipelines, in the face of the silence of those who had the duty of acting upon it yet were colluded. History will judge them.

Surely _Radio Magallanes_ will be silenced, and the calm metal of my voice will not reach you. It does not matter. You will continue to hear me, I will always be besides you; at least my memory will be that of dignified man, that of a man who was loyal to the worker’s loyalty. . . The people must defend themselves, but not be immolated. The people should not let themselves be razed and barraged, nonetheless they should not let themselves be humiliated.

Workers of my country: I have faith in Chile and its destiny. Other men will overcome this gray and bitter moment where treason tries to impose itself. May you continue to know that much sooner than later the great avenues will open, and through them, free men will walk to build a better society.

Long live Chile! Long live the People! Long live the Workers! These are my last words. I am certain that my sacrifice will not be in vain; I am certain that it will at least be a moral lesson which will punish felony, cowardice and treason.

*PLAY LIST:*

Playlist Tracks: 
Program: 
Air Date: 
September 9, 2007